Parlamento Participativo y Comisiones Asesoras: Las comisiones se reorganizarán para adecuar su funcionamiento en relación con los ejes estratégicos del Plan de Desarrollo Cantonal. Las comisiones permanentes estarán conformadas por concejales, contarán con el apoyo de las secretarías administrativas y de las unidades municipales. Estas comisiones serán:

Desarrollo económico y presupuesto participativo
Infraestructura y equipamiento
Servicios a la colectividad
Participación ciudadana
Educación y cultura

Los concejales que integran estas comisiones asumen la responsabilidad de coordinar esfuerzos, teniendo como meta el desarrollo integral del cantón.

El funcionamiento de las comisiones se regirán por lo que establece la Ley Orgánica de Régimen Municipal. El pleno del Concejo determinará un mecanismo de seguimiento y evaluación del funcionamiento de las comisiones.

Por su parte, los Parlamentos Participativos se constituyen a escala cantonal y parroquial.

El Parlamento Participativo Cantonal estará integrado por el alcalde, los concejales, juntas parroquiales y representantes de las organizaciones de segundo grado u otras instancias destacadas en el cantón (p.e. la Iglesia Católica). Tendrá los siguientes pilares de actuación:

1.El presupuestario, que sirve para validar y ajustar el presupuesto del cantón o sus reformas.
2.El legislativo, que permite a la población proponer de manera directa las leyes y ordenanzas cantonales, parroquiales, barriales, comunitarias o sectoriales.
3.El consultivo, que sirve para consultar al pueblo sobre temas o problemas de carácter cantonal y que por su importancia no lo puede resolver sólo el Concejo Cantonal o que requieren el respaldo de su pueblo.
4.El de recibir y juzgar la rendición de cuentas de las autoridades.

El Parlamento Participativo Parroquial tendrá entre sus integrantes a la junta parroquial, representantes de los comités promejoras y de organizaciones de primer o segundo grado que actúan en toda la parroquia. Es el encargado de coordinar, planificar, gestionar y ejecutar el desarrollo parroquial.

Esta asamblea parroquial se reúne previa convocatoria pública, mínimo tres veces por año y tiene como función el manejar los cuatro pilares del parlamento:

1. Armar y aprobar el presupuesto participativo de la parroquia.
2. Establecer el plan operativo anual (POA) que permitirá aplicar a tiempo y en lo posible de manera íntegra el presupuesto aprobado.
3. Para recomendar y validar legislación con carácter parroquial.
4. El consultivo, que es para conocer los puntos de vista de la parroquia sobre temas de trascendencia que no puede resolverlos la junta parroquial de manera aislada.